Nuestros Cuidados

En Africa nos interesamos en brindarte toda la información posible para que puedas disfrutar al máximo de tus prendas. Por eso en este espacio queremos pasarte algunos tips para el cuidado y lavado de las mismas.

Un lavado correcto comienza mucho antes de mojar las prendas así que te invitamos a tomarte unos minutos de más para mimar a tus guardarropas y lucir siempre esplendida.

  • El primer paso es hacer una clasificación adecuada de las prendas que vas a lavar, separar las que pueden ser lavadas en lavarropas y después separar por color y tejidos. En la mayoría de las lavadoras, el programa de lavado se elige en función del tejido.
  • Siempre lee las instrucciones de lavado del fabricante, así podrás saber la temperatura adecuada del agua.
  • Lava las prendas pequeñas y la ropa interior en una bolsa o una funda de almohada.
  • Vacía los bolsillos, los objetos pequeños pueden meterse en el tambor de tu lavarropas y estropearlo y además pueden enganchar y dañar las prendas.
  • Abrocha botones y ganchos, sube los cierres y retira todos los accesorios que se puedan desmontar. Posteriormente da vuelta la prenda para que quede del revés.
  • Determinar la cantidad y tipo de jabón así como suavizantes y blanqueadores en función de la composición de las prendas que va a lavar.
  • Cargar adecuadamente el lavarropas, si pones demasiada carga las prendas quedaran sucias y con restos de jabón, pero si pones muy poco estarás gastando agua y energía en lavar muy pocas prendas. La medida ideal es completar hasta ¾ el tambor así la ropa podrá moverse libremente y tanto el jabón como el programa seleccionado serán mas eficientes.
  • Una vez finalizado el lavado retira inmediatamente las prendas del lavarropas para que no se arruguen y no tomen mal olor.
  • Cuélgalas en lo posible en un lugar aireado y al sol si es ropa blanca y a la sombra si es de color. No dejes eternamente las prendas colgadas porque se resecan y cuesta más el planchado.
  • Recuerda también que no todos los tejidos toleran uso de secadora. Cuando planches, controla la temperatura de la plancha, algunos tejidos se arrugan o secan con el contacto directo de la plancha. Siempre es mejor usar un paño blanco de algodón entre la plancha y la prenda. Las prendas delicadas son más susceptibles de sufrir roturas por fricción o enganche dentro de la lavadora.

A CONTINUACIÓN TE DEJAMOS UN LISTADO DEL CUIDADO DE ALGUNOS TEJIDOS QUE PODRÁS CONSULTAR SIEMPRE QUE LO NECESITES.

Algodón: Las prendas 100% de algodón pueden ser lavadas en lavarropas y admiten lavados mas largos y temperaturas mas altas, pero si la temperatura es muy alta pueden encoger y perder color.
Las estampadas y de color exigen un primer lavado solas porque pueden descargar color y manchar otras prendas, así te aseguras si el color es firme.
Si la composición es una mezcla (ej. 50% algodón/50% seda) hay que lavar teniendo en cuenta el componente con mas exigencia de cuidado, (en nuestro ejemplo la seda).
Para el planchar seleccionar la temperatura adecuada indicada en la plancha para algodón y hacerlo con la prenda apenas húmeda o con plancha con vaporizador.

Lana: las prendas de lana pueden ser lavadas en lavarropas, pero siempre utilizando el programa especial para lana donde no se utiliza centrifugado. El agua debe ser apenas tibia (las altas temperaturas la apelmazan). Elegir un jabón especial para lanas y no utilizar suavizantes.
Para el lavado a mano disolver bien el jabón en agua apenas tibia antes de introducir la prenda, frotar suavemente sin estrujar. Para enjuagar utilizar el agua a la misma temperatura del lavado y también manipula la prenda con suavidad, en el ultimo enjuague podemos agregar unas gotas de vinagre que sirve par fijar los colores y dar suavidad y brillo a la lana.

Lino: el lino es un tejido muy resistente y con gran capacidad de absorber humedad, lo que lo hace sumamente fresco y es por eso, sin duda, el tejido preferido en los climas cálidos. Como el algodón, puede ser lavado en lavarropas con agua caliente y centrifugado sin olvidar siempre de seguir las sugerencias de temperatura del fabricante que están en la etiqueta y eligiendo un jabón neutro de buena calidad.
Puedes agregar almidón al lavado para evitar su tendencia a arrugarse y planchar con la prenda húmeda.

Seda: Es un tejido natural hecho con la fibra que lleva el mismo nombre. Es suave, liso y con un hermoso brillo natural. Es mucho más delicada y frágil cuando esta mojada, por eso necesita de toda tu atención pero te aseguramos que a la hora de lucirla habrá valido la pena. Al ser un tejido muy sensible, se debilita fácilmente con los desodorantes, el sudor y la luz solar. También tiende a tomar olor fácilmente. Lo ideal es la limpieza en seco o en caso de lavarla, es mejor hacerlo a mano, en agua fría o apenas tibia con muy poco jabón especial para fibras delicadas. Nunca frotar las prendas y no dejar remojando más de cinco minutos. Enjuagar siempre con mucha suavidad sin refregarla ni retorcerla. Para escurrida debes ponerla sobre una toalla en forma horizontal, luego colgar en una percha al aire libre pero a la sombra. En general no necesita planchado pero si debes hacerlo, pon mucha atención en la temperatura de la plancha (siempre muy suave) y nunca pongas la plancha directamente sobre la prenda usa un paño blanco de algodón como protección entre la plancha y la prenda.
Para guardarla de una temporada a otra debes resguardarla de luz y aire.

Acrílico: Es una fibra sintética.
Tienen buena resistencia aunque tienden a impregnarse de olores. Su lavado es muy simple ya que pueden lavarse en lavarropas y toleran bien cualquier tipo de jabón. Tienes que utilizar agua tibia (no más de 35°) y suavizante en el último enjuague. Para planchar la temperatura debe ser muy suave ya que el exceso de calor puede deformar la prenda.

Spandex: Fibra sintética de gran elasticidad, generalmente se mezcla con otros tejidos para dar flexibilidad a las prendas. Puede ser lavado a mano o en lavarropas con agua tibia. Nunca uses cloro ya que quema las fibras. Debes colgarlas sin escurrir demasiado si usas secadora tiene que ser a temperatura muy moderada. Para planchar también a baja temperatura, sin vapor y sin presionar sobre la prenda.

Denim: Es el tejido que se utiliza para realizar tus jeans. Es un tejido muy resistente y fuerte, puedes lavarlo en lavarropas pero tiende a encoger y pueden formar rayas o marcas del detergente, por eso siempre lávalos del revés. Con el tiempo van cambiando de color, si utilizas un jabón especial para prendas de color lograras conservar por mas tiempo ese lindo tono que te hizo elegirlos. El planchado se hace con la prenda húmeda y la plancha bien caliente.

Viscosa: La viscosa es una fibra que se extrae de la celulosa de la madera o del algodón. Se la conoce también como seda artificial y al igual que la seda es delicada a la hora del lavado. Siempre consulta la etiqueta de la prenda y prioriza las indicaciones del fabricante. Si la lavas a mano, hazlo con un jabón para prendas delicadas disuelto en agua fría o apenas tibia. Manipúlala con delicadeza sin refregar ni apretarla. Enjuágala con el agua a la misma temperatura del lavado, escurre sobre una toalla y luego cuélgala en una percha a la sombra. Si lavas en lavarropas, que sea con ropa de similar tipo de tejidos, los tejidos muy ásperos o las prendas con apliques pueden desgarrar la prenda. Para mayor seguridad es mejor lavarla en una funda, con agua fría y un jabón y un programa especiales para prendas delicadas. No lo seques en secarropas porque el exceso de calor estropea la fibra. Para planchar hazlo con la plancha a baja temperatura y nunca directo sobre la prenda, utiliza siempre un paño blanco de algodón.

Poliéster: Son tejidos sintéticos de alta resistencia, livianas, durables, de fácil lavado y secado rápido. En algunos casos se mezclan con las fibras naturales para alargar la vida de la prenda y facilitar su cuidado. Al igual que el acrílico tiende a impregnarse de olores. Si es 100% poliéster la puedes lavar en lavarropas y tolera cualquier tipo de jabón y agua tibia. Cuélgala enseguida de terminado el lavado y no necesitara planchado.

Prendas con bordados: Sugerimos no lavar a maquina. Cuidado con la plancha porque puede encoger el bordado y perder color.

Por último, si tienes dudas, consúltanos. Estaremos encantados de asesorarte.